viernes, 28 de enero de 2011

Glándulas Pineal y Pituitaria

Este texto me lo envió una amiga que pertenece a una comunidad de Luz.  Lo copio tal cual y les invito a leerlo y compartirlo.  Luego publicaré los pasos para activar la Glándula Pineal en forma sencilla y rápida. 



Las glándulas pineal y pituitaria

Celestia y Ahnahmar

Los cambios que están teniendo lugar en el cuerpo humano son múltiples. Constituyen una casi completa reconstrucción del sistema humano y atestiguan la necesidad de una matriz energética dentro del cuerpo que soporte muchísima más energía de la que los cuerpos humanos hayan podido sostener hasta ahora. Existen numerosos grupos organizados de seres, procedentes de muchas galaxias, que están trabajando con el sistema humano para modificarlo y reestructurarlo.

Estas reestructuraciones están llegando en forma de iniciaciones que están siendo concedidas conscientemente y, en algunos casos, inconscientemente a la humanidad. Para aquellos de vosotros que hayáis dado un propósito consciente a vuestra transformación personal los cambios son mucho mayores. Pero la humanidad, en conjunto, está atravesando también una transformación global, así como el planeta Tierra. Los niños que encarnan en este momento, y las generaciones futuras, llegan con sistemas físicos que están ya modificados en términos de ADN, órganos y estructura ósea.

Todos los órganos y procesos corporales están siendo reorganizados durante este tiempo. Incluso el torrente sanguíneo y los componentes sanguíneos físicos están alterándose. Esta reorganización tiene dos aspectos: el primero es a nivel celular individual, en tanto que el núcleo de la célula se reunifica con su más alto nivel de Divinidad, como el Yo-Dios; en segundo lugar, la matriz energética de cada una de las células se adapta a una forma cristalina superior para permitir que cantidades cada vez mayores de energía rarificada se integren con el cuerpo.

La estructura física no puede progresar sin abrirla primero a la directa experiencia de lo divino. Los eones de separación entre el cuerpo tridimensional físico y el espectro completo del amor de Dios han terminado: el proceso de transformación que ahora está llevándose a cabo debe incluir el aspecto divino, o no puede realizarse la trasmutación cósmica a través de la gracia divina.

En las fases iniciales de estas iniciaciones, las glándulas pineal y pituitaria desempeñan significativos papeles. La primera ha sido durante mucho tiempo el órgano de la intuición y el conocimiento en el cuerpo humano separado. Es a través de la pineal como se ha realizado la conexión con el mundo etérico. En las comunidades que existen en las dimensiones quinta y superiores, sin embargo, la glándula pineal cumple un papel aún mayor y es, de hecho, el órgano de comunicación a través de la telepatía mental, del mismo modo en que el chakra de la garganta ha llenado ese papel mediante las cuerdas vocales en los cuerpos tridimensionales.

En la tercera dimensión humana ha habido muchos individuos con glándulas pineales muy altamente desarrolladas. Algunos de éstos comprenden los rangos de canales y psíquicos que han poblado vuestra primera literatura metafísica y escuelas de misterio. Hoy existen también en la Tierra otras razas sensitivas, como los delfines y las ballenas, que se comunican mediante el uso de esta glándula.

Hoy, sin embargo, el trabajo que está llevándose a cabo con la glándula pineal es global, y todos los humanos de la Tierra están experimentando un aumento de la intuición y el contacto no verbal con otros humanos y con otros reinos. Para algunos esto resulta desconcertante, y para otros se trata de la respuesta a una plegaria. Para todos, el aspecto más importante en el que centrarse de este cambio es el contacto fácilmente disponible ahora con la totalidad del yo y con las diversas formas de conservación de registros, como los registros akáshicos y las bibliotecas vivientes que existen en los reinos etéricos del planeta. En verdad, el término «canal» o «psíquico» pronto dejará de existir, pues todos poseerán la facultad de comunicarse y conectarse con todos los reinos de la Tierra. Nos sentimos agradecidos con quienes se han ofrecido voluntariamente a servir a la humanidad de auténticos canales para la luz, pues ello ha contribuido enormemente al despertar espiritual de la humanidad.

Esta aptitud que ha estado surgiendo en las últimas décadas puede compararse con un "faro" que ilumina el camino para una humanidad dormida. No obstante, este servicio realizado por una minoría lo vemos únicamente como una fase temporal en el despertar espiritual de la humanidad. Pronto llegará el momento en que todo el mundo deba convertirse en la manifestación de su propio "faro" y abrirse a sus propias aptitudes y dones que residen ya en el interior de su propio corazón. En pocos años, los que queden encarnados en este planeta se volverán todos plenamente telepáticos, y los que hayan ayudado a la humanidad como canales continuarán su servicio de un modo distinto.

El aumento de la actividad en los chakras del corazón y del sagrado corazón, dos centros energéticos que trabajan juntos, permite el incremento de la actividad pineal para marchar en la vibración de la Gracia Divina. Sin el equilibrio del amor, la compasión y el auténtico respeto por la santidad de los demás, esta mayor cantidad de información podría ser manipulada por el ego, y el curso de la evolución podría verse, una vez más atrofiado. En todas las civilizaciones que se comunican de forma no verbal debe dedicarse el más elevado de los propósitos a apoyar plenamente y a rendirse plenamente a lo que represente el mayor bien para el conjunto. Debe haber los más altos niveles de nutrición interpersonal y de expresión de la verdad. Asimismo, todos deben honrar la privacidad del corazón individual para que este nivel de comunicación sea verdaderamente abierto y efectivo.

La información recibida por la pineal debe ser siempre validada por el conocimiento del corazón. De este modo, la Mente Verdadera es sirviente del Corazón Verdadero y se nutre la oportunidad de alcanzar la comunidad y la gracia divina en este planeta.

La glándula pituitaria sostiene otro papel en la evolución del cuerpo humano. El sistema endocrino humano ha sido siempre el depositario de muchas de las limitaciones impuestas a los humanos durante las lecciones de dualidad y separación. En verdad, la aparición de enfermedades autoinmunes guarda una directa correlación con el dolor a largo plazo que muchas almas han experimentado a través de estos sentimientos de separación. Pero ahora la glándula pituitaria está siendo liberada de sus limitaciones, y el cuerpo físico será capaz, una vez más, de regenerarse y repararse hasta el más pleno alcance de sus energías.

De nuevo, la energía de la intención consciente proporciona el punto de partida para estos cambios: los órganos mejorados del cuerpo humano continuarán respondiendo con la más plena potencia al ser informados por la conciencia del individuo. El sistema humano es un sistema complejo y, llegados a este punto, no puede mantenerse a dos órganos separados de los otros. A nivel individual debe realizarse mucho trabajo para desintoxicar y nutrir todos los órganos del cuerpo.

La comunicación con los elementales de los órganos para determinar cuál es el mejor curso a tomar para cada individuo es un paso sugerido. Las consultas con especialistas energéticos, sanadores y trabajadores del cuerpo son altamente recomendables, pues ha llegado el momento para todos de comenzar a reconocer a los más profundos niveles el auténtico don que es el cuerpo humano. La parte de vuestras antiguas escrituras que se refiere al cuerpo como templo de lo Divino era exacta. Vuestra participación consciente en la curación y transformación del cuerpo es lo que os permitirá crear los cuerpos que deseáis emular de las culturas que viven durante muchos siglos en una sola encarnación.

Amar a vuestro cuerpo como depositario divino del espíritu es igual de importante que amar la totalidad de vuestro espíritu. Únicamente cuando esto se haga a nivel global se efectuarán los cambios que todos deseáis a los recursos alimenticios y a las modalidades curativas. Incluso ahora, están comenzando a entrar en el mercado y la conciencia dominantes instrumentos y sustancias de gran capacidad para curar y reconstruir. Es vuestro apoyo continuado a los mismos y vuestra capacidad de confiar en las nuevas formas de curación que se os presentan, lo que permitirá que tenga lugar este tipo de cambio en todo el planeta.

Los maravillosos templos de rejuvenecimiento y curación de antaño que tanto deseáis y visualizáis en vuestro futuro están, de hecho, aquí ahora: existen aún en la conciencia de los constructores y diseñadores originales de estas maravillas; existen en los recuerdos energéticos de aquellos de vosotros que los experimentasteis en otros tiempos. Aunque pueden haber sido destruidos en su aspecto tridimensional, existen aún plenamente en las dimensiones superiores, habiendo incrementado muchas veces el potencial de sus propósitos y fines originales, y en cualquier momento podéis recurrir a esas energías, sin ninguna dificultad ni gasto monetario. Todo lo que tenéis que hacer es silenciar la mente, abrir el corazón y establecer vuestras intenciones para conectaros y experimentar esas energías en vuestra propia curación, y permitir que tenga lugar el proceso. Mientras os permitáis pasar cada día el tiempo suficiente respirando e infundiendo esas energías en vuestro cuerpo el proceso se pondrá en marcha y seréis testigos de los extraordinarios resultados.

Y juntos, simplemente mediante el poder de vuestro propósito y rendición a la Gracia Divina, podéis magnetizar la energía de aquellos en vuestro campo de fuerza en cualquier momento, y los beneficios que proporcionan sus energías pueden recrearse en el presente. Puede que la forma no refleje el original, pero la energía es la misma. Puede que el ordenador de matriz cristalina sustituya al templo de cristal, pero la capacidad es la misma.

Reconoced estos instrumentos y sanadores en vuestro entorno y apoyadlos. En los tiempos venideros puede que deseéis recrear en formas estos templos de antaño, pero sin reconocerlos primero como los instrumentos que son hoy, sin reconoceros primero hasta el más pleno alcance de quiénes sois hoy, estos potenciales no pueden manifestarse. Ahora el paraíso se halla a vuestro alrededor en este planeta; dad un verdadero reconocimiento a cualquiera y a todos los que están trabajando para expandir globalmente este paraíso y sustentáis el potencial para el paraíso en conjunto. No sufráis sobre lo que se ha ido, sino celebrad lo que está resurgiendo.

Sed amables con vosotros mismos, pues ¿quién puede amaros mejor que vosotros?

Celestia y Ahnahmar



2 comentarios:

Nazart dijo...

gracias por la informacion. un dato mas que confirma mi personal teoria de evolucion

Loreto dijo...

Gracias Nazart, te invito a que veas en Febrero, la entrada que publiqué con el ejrcicio de activación paso a paso. Es un método efectivo y simple. Saludos.